Cuando los ladrones entran sin dejar rastro – Screencap paradise

Cuando los ladrones entran sin dejar rastro

robos-casasLa creatividad es algo glorioso, a grandes rasgos una definición técnica sería el encontrarle una solución no evidente a una prerrogativa, sin embargo en la práctica es la fuente de las mayores y mejores obras desarrolladas por las personas en cualquier momento de la historia, en cualquier punto del planeta; la creatividad es lo que nos permite tomar un lienzo en blanco y plasmar en él una imagen que no existe en la realidad, o tomar un pedazo de arcilla y crear un objeto totalmente nuevo.

Lamentablemente la creatividad no funciona en un solo sentido, así como muchos la utilizan para inspirarse y construir cosas maravillosas, hay un grupo que no es tan bueno y deciden utilizar este gran don de la humanidad para obrar mal, en contra de los demás, con fines egoístas. Es así como los criminales están constantemente pensando e ideando nuevas formas de poder irrumpir en nuestros hogares para hacerse con nuestras cosas en contra de nuestra voluntad.

Los cerrajeros en el born nos dicen que, En el mundo de la cerrajería son muchos los métodos conocidos que usan los ladrones, estos normalmente involucran formas de abrir una cerradura sin dejar rastros, esto es lo que los suele hacer tan peligrosos, porque pasan desapercibidos ante vecinos y extraños si es que alguien está mirando. Cualquiera puede intentar tumbar una puerta a los golpes y ser detenido en el proceso, pocos son los que pueden:

– Abrir una puerta con ganzúas: este método es sencillo de explicar pues el cine lo ha diseminado bastante y a la vez es el más evidente de todos, puesto que requiere que el criminal se ponga frente a la cerradura, introduzca las ganzúas y las manipule hasta poder abrir la cerradura. Pero una vez realizado, no deja rastros evidentes. Requiere mayor conocimiento que los demás y habilidad manual al mismo tiempo que concentración además de las ganzúas.

– Abrir una cerradura con una llave genérica: también conocido como método de bumping, es una forma sencilla y rápida de abrir una cerradura. El ladrón introduce una llave genérica (una llave común pero sin ningún diente) en la cerradura y la golpea ligeramente, esto dispara los pistones internos y le hacen creer a la cerradura que la llave correcta está introducida permitiendo que gire y abra. Este método tampoco deja rastros evidentes y solo requiere la llave genérica y un objeto con el que golpearla.

– Duplicar tu llave mientras no ves: este método se conoce como el impresioning y consiste en dos partes sencillas y el resultado es un duplicado perfecto de la llave para abrir la cerradura. La primera parte de este método es introducir una lámina de metal suave en la cerradura para esperar a que el propietario de la misma introduzca la llave y entonces la lámina capta la forma de la llave. La segunda parte es cuando el ladrón extrae esta pieza de metal y a partir de ella fabrica una copia de la llave que podrá usar para ingresar en la casa como si nada.

La buena noticia es que todos estos métodos tienen cerraduras arregladas que los inutilizan brindándote mejor seguridad que una cerradura tradicional de serreta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *