Descubre las características de una cerradura eléctrica – Screencap paradise

Descubre las características de una cerradura eléctrica

Uno de los puntos más importantes de la seguridad en nuestro entorno ya sea doméstico o profesional, es el tipo de cerradura que está instalada en la puerta principal de tu hogar, es común que a lo largo de la historia estos dispositivos han evolucionado, con el único objetivo de ofrecer seguridad y confort. 

Los cerrajeros de Badalona nos comentan que las cerraduras eléctricas son dispositivos de seguridad modernos, con un sistema electromecánico que permite de forma funcional la apertura y cierre de la puerta gracias al uso de corriente. 

Incluso estos modelos de seguridad se pueden utilizar de forma remota, aunque estos suelen ser modelos un poco más costosos ofrecen un nivel de seguridad mucho mayor, sin mencionar el confort de abrir la puerta de tu hogar desde un mando a distancia o desde el móvil. 

Tipos de cerraduras eléctricas 

Estándar: en estos casos las cerraduras permanecen bloqueadas hasta el momento en que se activa la bobina y que por medio de la corriente eléctrica la puerta se puede abrir totalmente. 

Inverso: en este caso la puerta permanece abierta durante todo el tiempo, menos en el momento que la bobina está activada, ya que por medio de la corriente eléctrica se cerrará la puerta. 

Normal: Gracias al impulso de corriente ya sea continua o alterna, la puerta se abrirá automáticamente. 

Automática: es el sistema adverso al anterior, este permitirá la apertura de puerta con solo un impulso de corriente, esta se abrirá según su configuración automática. 

Invertido: este tipo de sistema eléctrico funciona solo con corriente continua y gracias a ese impulso de corriente la puerta se cerrará automáticamente. 

Cerraduras eléctricas según el tipo de puerta 

Cristal: se utilizan normalmente en puertas de oficina o entidades públicas y privadas, se puede optar por un tipo de cerradura superficial o para empotrar. 

Antipánico: comúnmente en este tipo de puerta se suele instalar cerraduras eléctricas de superficie, siempre y cuando la barra de la misma también sea de superficie, en este caso se puede optar por un sistema que permita la apertura desde un mando sobretodo en casos de emergencia. 

Madera: para este tipo de puerta los mejores modelos son las cerraduras eléctricas empotradas. 

Hierro: este tipo de cerraduras para puertas de hierro deben ser reforzadas con la capacidad suficiente para soportar grandes impactos. 

Aluminio o pvc: para estos tipos de puertas hay modelos de cerraduras eléctricas para empotrar y de superficie. 

En cualquiera de estos casos las puertas principales de las viviendas deben disponer de un mando de acceso remoto, es por ello que se utilizan normalmente cerraduras de empotrar.

En fin, las cerraduras eléctricas ofrecen innumerables beneficios a nuestra propiedad aparte de la comodidad es la seguridad que aporta a nuestros espacios, las cerraduras eléctricas son modelos mucho más seguros que las cerraduras convencionales, además el control de acceso es mucho más óptimo. 

Por otra parte, disponer de un mando a distancia puede ser un sistema muy cómodo, y sobretodo en caso de puertas de emergencia o de exteriores, en estos casos se hace indispensable por temas de emergencia o para encontrar mayor seguridad.