Señales que indican que tu cerradura está fallando – Screencap paradise

Señales que indican que tu cerradura está fallando

Entender que la cerradura de tu puerta está averiada, es fundamental para tomar cartas en el asunto y reparar el dispositivo correspondiente, sobre todo para evitar que problemas como este vuelvan a ocurrir en el futuro.

Se debe pensar en estas señales de advertencia como los síntomas reales de cualquier otro problema inminente, ya que a menudo ocurre que la cerradura mostrará signos de daño antes de que deje de funcionar.

Cuando una cerradura deja de funcionar de manera correcta, generalmente la llave sigue girando sin parar en el cilindro de dicha cerradura y en el peor de los casos, los usuarios pasan por alto este tipo de advertencias, ya que no están seguros de lo que deben reparar.

Mencionaremos algunas señales con las cuales debes estar alerta para detectar si la cerradura de tu casa se encuentra averiada, y poder tomar la mejor resolución para garantizar la seguridad de tu casa u oficina.

  1. Manilla floja de la puerta

Esto por lo general ocurre en cerraduras de puertas comerciales, de tipo convencional o residencial. Una manilla floja implica que debe haber un problema relacionado con la cerradura.

Con frecuencia, el problema de la manilla tiene que ver con que algunos de sus tornillos de ajuste se encuentran flojos, y lamentablemente las personas no suelen relacionar estas pequeñas fallas con daños en la cerradura.

Las averías de esta naturaleza están acompañadas del hecho que las llaves giran infinitamente dentro del cilindro o bombín de la cerradura.

Es indispensable acudir con un cerrajero profesional cerrajerossantacolomadegramenet.com.es que tenga la facultad de supervisar este tipo de daños, pues si bien no es un tornillo el que puede causar problemas en la cerradura, pueda que se trate de otro mecanismo interno.

  1. Dificultades para girar la llave en la cerradura

Cuando las llaves dentro de las cerraduras se resisten más al giro, esto puede indicar una falla grave en los mecanismos de apertura y cierre en la cerradura.

Esto puede deberse a que las piezas responsables del enganche del perno de bloqueo, o en otro caso el actuador no funcionan de manera correcta.

Quizás la peor elección a considerar sea forzar la cerradura a trabajar en estas circunstancias, ya que con esto se promueve la ruptura de la cerradura o de su llave respectiva.

Por ello es que se aconseja de forma reiterada que la mejor manera de lidiar con este tipo de vicisitudes es llamando a un profesional de la cerrajería.

  1. Movimiento gradual del bombín de la cerradura

Este es un signo fidedigno de que hay algo que funciona mal con los mecanismos de la cerradura. Su detección temprana hace posible que la cerradura funcione por mucho más tiempo; de lo contrario, este leve giro puede ocasionar daños mayores.

El mejor ejemplo para ilustrar este tipo de fallas es cuando aún puedes cerrar con la llave la cerradura, pero el cilindro y demás partes se muevan con el giro, lo cual puede deberse a que los tornillos de fijación se encuentren sueltos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *