Una caja fuerte para proteger sus bienes más preciados – Screencap paradise

Una caja fuerte para proteger sus bienes más preciados

Muchas personas poseen documentos o bienes de gran valor, no sólo económico, también como valor sentimental, una de las mejores opciones para protegerlos es la instalación de una caja fuerte.

 

¿Qué es una caja fuerte?

Se trata de un sistema de seguridad que consiste en un compartimiento que presenta un alto grado de dificultad para ser abierto por personas que no están autorizadas a hacerlo, protegiendo todo lo que esté resguardado en su interior.

Este mecanismo de seguridad suele ser elaborado en metal muy pesado y resistente. Para poder desbloquear la cerradura se requiere del uso de una clave secreta, la cual puede ser introducida de manera manual o electrónica, dependiendo del tipo de caja fuerte elegida.

Otra manera de acceder a su contenido es a través de un cerrajero profesional, quien por razones de ética, debe corroborar las razones por las cuales le solicitan abrir dicha caja.

 

Características de una caja fuerte

  • Consiste en una caja acorazada, elaborada en material muy resistente, puede ser de acero o de combinaciones de acero, hormigón y otros materiales aislantes.
  • Las aleaciones obtenidas de acero son realmente duras, a tal punto que son impenetrables, soportan el uso de taladros y sopletes.
  • Respecto a las aleaciones de acero y hormigón, son muy resistentes, a tal punto que soportan la presión de un aplastamiento, en caso de terremotos, se puede derrumbar un edificio y entre las ruinas encontrar una caja fuerte intacta.
  • Los materiales aislantes brindan protección contra el calor del fuego, impidiendo que el contenido se vea afectado ante incendios.
  • Complejos cerrojos que se desbloquean al ingresar el código correctamente, una vez que se introduce la combinación se libera la puerta de la caja fuerte.

 

Clasificación de este sistema de seguridad

En términos generales, casi todas las cajas fuertes son elaboradas con el mismo tipo de material, la característica que realmente permite diferenciarlas, es el tipo de cerradura que utiliza, las cuales pueden ser:

 

Cerradura de llave: Es el sistema más sencillo de todos, y es que consiste en el uso de una llave para acceder al contenido de la caja fuerte. En caso de avería del sistema, sólo será necesario contactar al cerrajero de confianza para que realice el cambio de la cerradura de la caja fuerte.

 

Cerradura de combinación mecánica: Son las típicas cajas fuertes que presentan una rueda externa graduada con una numeración, y se desbloquea girando dicha rueda para introducir los números del código, de esta manera los discos desbloquearán la cerradura. No requiere baterías. Sin embargo su desventaja es la necesidad de memorizar el código, tanto en orden numérico como en dirección del giro de la rueda.

 

Cerradura electrónica: Para desbloquear este tipo de caja fuerte, sólo se debe introducir el código de seguridad. Es bastante rápido y eficiente este método de desbloqueo, sólo que trabaja con baterías, por lo que deben ser cambiadas con cierta regularidad.

 

Este tipo de cerradura ofrece una ventaja adicional, y es que cuenta con temporizadores que permiten configurar el horario de acceso a la caja fuerte.

 

Cerradura biométrica: Es la novedad en cuanto a cerraduras de caja fuerte, ya que para poder desbloquearla analiza alguna característica física de la persona autorizada, como su huella dactilar o la retina ocular, para determinar si puede acceder al contenido de la caja fuerte. La desventaja de este magnífico sistema, es su elevado costo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *